El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

22 sept. 2010

El obispo da una misa en la Universidad de Jaén


Hemos tenido noticias de la invitación que, a través de servicios de la Universidad, el señor Obispo de Jaén ha cursado a toda la comunidad universitaria para asistir el día 23 a misa inaugural del curso.

Desde Jaén Laico hemos de pronunciarnos de la manera que sigue:

a) Siendo España un estado aconfesional (Art. 16 de la C.E.) y esa Universidad un elemento de dicho estado, no corresponde que propicie actividad alguna con carácter general y como si siguiera en vigor aquel nacional catolicismo.

b) Considerando que la actividad de búsqueda del conocimiento científico encomendada a la Universidad, es ésta aun menos el ámbito adecuado para que se promuevan actos de este carácter que, siendo muy respetables en los lugares en que se congreguen quienes los admiten como propios, contradicen los fines del conocimiento compartido y abierto de una universidad.

c) Sería bueno que cada cual rectificara para no violentar el ordenamiento cívico al que nos debemos. Esto es, que ninguna organización privada invada espacios públicos y la neutralidad ideológica que en los mismos ha de preservarse,

que los responsables de dichos espacios no la propicien facilitando incluso el acceso a los datos personales los universitarios y universitarias,

que la ciudadanía en general y las personas de la comunidad universitaria en particular perseveremos en que se cumplan las libertades que nos hemos dado, incluida la de conciencia, y que las instituciones cumplan con rigor la misión que sociedad les ha encomendado.