El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

23 oct. 2013

¡No a la privatización de los cementerios municipales de Jaén, por nuestros muertos!





Desde la Asamblea del Sindicato de Oficios Varios de Jaén de la CNT-AIT manifestamos nuestra rotunda oposición al anunciado proceso de privatización de los cementerios municipales.

Desde hace tiempo CNT asiste con rabia a la esperpéntica situación del cementerio de San Eufrasio. Nuestra organización lamenta que, lejos de acometer las obras necesarias para la reapertura del cementerio, ahora se pretenda sacar este bien, propiedad de la ciudadanía de Jaén, a subasta pública, proponiendo su venta al mejor postor.

Afirmamos que la ciudadanía de Jaén, todos y todas con familiares enterrados en estos cementerios, tenemos el derecho a decidir acerca del futuro de los mismos. Al igual que tenemos el derecho a visitar sus restos, algo que el Ayuntamiento nos deniega al no acometer las obras pertinentes para la reapertura del Cementerio de San Eufrasio.

Estamos cansados y cansadas de escuchar siempre la misma excusa, que el gobierno municipal de “socialistas y comunistas” dejó el Ayuntamiento arruinado, pero, sin embargo, sí que hay dinero para organizar fastos y levantar monumentos en homenaje a la Legión, a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, levantando precisamente este último en el solar que ocupaba el cuartel de la Policía Armada franquista, cuyos calabozos y salas de interrogatorio dejaron tantos recuerdos de pesadilla en centenares de jienenses a lo largo de décadas. Además, también hay dinero para acceder a las demandas salariales de la Policía Municipal, con una subida salarial media de unos 300 euros mensuales, cuando, paradójicamente, la sombra de los despidos planea permanentemente entre los empleados públicos de la administración municipal.

Denunciamos que este proceso privatizador repercutirá en el bolsillo de la ciudadanía a través de diferentes causas: un intolerable aumento en los precios de los servicios funerarios de competencia municipal y un previsible crecimiento de la deuda del Ayuntamiento, que nos pertenece a todos y a todas, mediante los ya abundantemente conocidos casos de rescate de servicios municipales privatizados (por ejemplo, el rescate a los hospitales de gestión privada de 2010 costó a la ciudadanía madrileña nada menos que 2.000.000 de euros). Entonces, ¿aún dicen que la privatización supone un ahorro para todos y todas? ¿Quién puede creerlo a estas alturas?

Asimismo, afirmamos que este proceso de privatización del cementerio de San Eufrasio esconde un afán especulativo y que, el fin de esto, no es sino la transformación de estos terrenos en otros fines en absoluto claros, tal como se entrevé en diversas declaraciones en prensa, en las que ya se habla de mantener en pie solo determinadas áreas del cementerio de especial relevancia histórico-artística Por eso, desde CNT preguntamos: ¿Y que se hará con el resto? ¿Qué pasara con los patios del cementerio donde se hallan las fosas comunes? ¿Tendremos que asistir al bochornoso espectáculo de la urbanización de la zona de fosas, donde se hallan los restos de nuestros difuntos, que descansan allí desde hace 200 años?

Reiteramos que CNT no olvida que en este cementerio se hallan los restos de los represaliados por el régimen franquista, muchos de ellos antiguos afiliados a nuestra organización de toda la provincia de Jaén. Sus restos descansan en diferentes fosas allí localizadas. Una de ellas es la 702, monumentalizada y ubicada en el denominado cementerio civil, pero otra de ella es la fosa 484, en un estado de lamentable olvido. En esta última reposan los restos de las primeras 33 personas asesinadas por el franquismo en Jaén. Está localizada de manera imprecisa en el 4º patio. Los represores la estuvieron utilizando hasta que el Obispado de Jaén denuncio la inhumación de estos “rojos desafectos del nuevo régimen del Movimiento Nacional” en la zona católica del cementerio, demostrando una vez más la falta de caridad y humanidad que tanto pregonan, pidiendo que el resto de fusilados fueran enterrados fuera del cementerio.

Desde CNT realizamos un llamamiento a la ciudadanía de Jaén, para que no olvide a sus familiares allí enterrados, que antes reposaban en paz y sobre los que ahora recae la incertidumbre de no conocer su futuro, de ver como se perturba su descanso. Apelamos a la obligación moral de otras asociaciones y sindicatos combativos, para que alcen la voz en contra de este hecho lamentable, apostando por el inicio de un proceso de lucha común desde la base que haga frente al proceso abierto de privatización de nuestros cementerios.

¡No a la privatización de los cementerios municipales!
¡No a la especulación con nuestros muertos!
¡Reapertura completa del cementerio de San Eufrasio!