El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

15 nov. 2011

Entrevista a dos miembros del Grupo de Consumo Autogestionado de Jaén (GCAJ)

El Otro Jaén: Victor, resume en una cuantas palabras qué es un grupo de consumo y cuéntanos cuando nació la iniciativa.

Víctor: Un grupo de consumo es un colectivo de personas de un ámbito territorial concreto que se juntan para realizar un consumo alternativo al existente hoy en día (el capitalista). Como pilares fundamentales e esta forma de consumo alternativo podemos destacar el ecologismo, la relación directa entre productor y consumidor y la solidaridad con el mundo rural.

La iniciativa nace de un grupo de militantes del SOV de CNT Jaén. Como militantes de CNT siempre habíamos tenido un acercamiento hacia este tipo de proyectos, pero a raíz del último congreso que celebró nuestro sindicato (dónde se establecieron como líneas fundamentales de trabajo el desarrollar alternativas económicas y de consumo) fue cuando empezamos a plantearnos la necesidad de hacer algo en Jaén. En Julio comenzamos a informarnos, a contactar con agricultores ecológicos de la provincia y a comentar la idea en nuestro círculo de amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc . Después de varios meses de mucho trabajo, en Septiembre se “formalizó” el grupo y se realizó el primer pedido de cestas de verdura.

EOJ: Y autogestionado, ¿por qué?

Alfonso: Sencillamente porque creemos en una forma de organización totalmente autónoma y al margen de cualquier organismo público o privado que a través de ayudas, subvenciones u otro tipo de mecanismos pretenda limitar nuestra libertad a la hora de la toma de decisiones en el grupo. La asamblea de los miembros que conformamos el GCAJ es soberana a la hora de tomar cualquier decisión que afecte al mismo y rechazamos de plano cualquier injerencia exterior.

EOJ: Cómo han sido los primeros pasos y qué resultados estáis obteniendo.

Víctor: Quizá lo más tedioso haya sido el encontrar productores ecológicos, ya que además de ser pocos, es difícil llegar a ellos ya que apenas hay información. Cuando comenzamos a recopilar contactos fue mayormente a través de conocidos y por mercadillos ecológicos que se habían organizado en la provincia y a los cuales habíamos asistido algunos.

A parte de esto, no hemos tenido muchas complicaciones, debido a nuestra militancia en CNT estamos acostumbrados a llevar dinámicas asamblearias y de trabajo en grupo.

Con respecto a la acogida que ha tenido la iniciativa, la verdad es que estamos gratamente sorprendidos. No esperábamos que en apenas dos semanas de funcionamiento y sin apenas publicitar la actividad del grupo hayamos crecido tanto. El último pedido ha sido de 21 cestas, y sigue contactando gente, el goteo es incesante y ya somos más de 25 personas.

EOJ: Viendo vuestra página web, indicáis que vuestro grupo de consumo es una pequeña alternativa anticapitalista. ¿Por qué?

Alfonso: Primeramente porque favorecemos los circuitos cortos de comercialización a través de la eliminación de intermediarios. Buscamos un contacto directo entre consumidor y productor que permita el mutuo enriquecimiento de ambas partes. Para nosotros es importante conocer de primera mano la forma en que trabajan los productores al mismo tiempo que éstos conocen la nuestra, partiendo siempre desde una relación igualitaria que nunca implique una posición de fuerza de cualquiera de las partes respecto a la otra.

Por otra parte consumimos productos ecológicos de temporada ya que creemos fundamental el respeto a la naturaleza. Al contrario de lo que prima en el sistema capitalista, anteponemos la calidad a la cantidad y la conservación del medio ambiente a través de unas prácticas de cultivo beneficiosas tanto para el planeta como para nosotros mismos.

Finalmente, nuestro propio funcionamiento interno, horizontal y asambleario, rompe de manera clara con la cultura delegacionista, autoritaria y jerárquica implantada a todos los niveles en la sociedades actuales. Ponemos así en práctica y de manera consecuente nuestra oposición a este tipo de organización injusta que acaba por fomentar el individualismo y la competencia entre iguales.

EOJ: ¿Conocéis de otros proyectos similiares en Jaén o provincia?

Víctor: De las primeras labores que llevamos a cabo cuando empezamos a trabajar en la idea de montar un grupo de consumo fue la de buscar si ya existían otros grupos a nivel local o provincial.

En Jaén capital ahora mismo no existen grupos de consumo como tales, hubo funcionando algún grupo hace años, pero abandonaron la actividad. Si nos consta que hay algunos proyectos parecidos, pero no pueden considerarse como grupos de consumo porque no son abiertos a cualquier persona que quiera participar y tampoco plantean una alternativa de consumo. Simplemente es gente que se junta y hace pedidos de alimentos ecológicos con el objetivo de obtenerlos más baratos que si los comprasen en un comercio. Mención aparte es la Asociación "El Asturiano".

En la provincia si conocemos de gente que ha puesto en marcha proyectos de grupos de consumo manteniendo la filosofía de respeto al medio ambiente, alternativa al sistema capitalista, trato directo con agricultores, etc. Pero no son autogestionados porque cuentan con asalariados que se
dedican a organizar los pedidos, cabe resaltar que nuestro grupo sale adelante con el trabajo de todos sus integrantes, aquí nadie cobra por nada.

EOJ: ¿Qué futuro le veis al grupo? ¿Pensáis que este tipo de alternativas autogestionarias son viables en una ciudad como la nuestra?

Alfonso: Creemos que este tipo de iniciativas tan escasas todavía en nuestro entorno más cercano plantean una alternativa muy atrayente para la mayoría de la población ya que posibilitan el consumo de productos que benefician tanto al agricultor, a través de precios justos, como al consumidor que adquiere alimentos de calidad y sanos para el organismo. Llevamos funcionando como grupo tan sólo unas pocas semanas y el goteo de personas que se interesan en el proyecto es incesante. Cada miembro, al sentirse una parte fundamental en esto, potencia de cara al exterior esta experiencia produciéndose una retroalimentación que trabaja a favor de la buena acogida de ésta. Además, pensamos que una situación como la que vivimos en estos momentos, contribuye al florecimiento de este tipo de proyectos nacidos de la libre asociación de personas que buscan una solución a sus problemas cotidianos.

EOJ: Son evidentes los principios libertarios del Grupo de Consumo Autogestionado de Jaén. Por eso mismo quisiera preguntaros hasta qué punto creeis posible la extensión de este tipo de proyectos en una sociedad como la actual, donde la mayoría de la gente parece resignarse a delegar su capacidad de autoorganización en todos los ámbitos.

Víctor: Nosotros somos positivos en ese aspecto, la gente se está dando cuenta que lo que tenemos no funciona. Lo podemos ver a diario, cada vez son menos los que se creen los discursos de los políticos y eso mismo les está haciendo ver que la solución a muchos problemas está en sus propias manos. La prueba es que en estos últimos años se está dando un crecimiento exponencial de este tipo de actividades a nivel estatal. La crisis ha hecho ver a la gente que la única forma de defender nuestros intereses comunes es organizándonos nosotros mismos. Poniendo en marcha nuestras propias alternativas, creando espacios autónomos y autogestionados. En este aspecto los grupos de consumo juegan un papel fundamental, porque la alimentación es un recurso básico e indispensable, que cada vez es más caro y cuyas características de salubridad se ven perjudicadas en pro del rendimiento económico. Formando parte de un grupo de consumo podemos cambiar lo anterior, ya que podremos acceder a alimentos más sanos, en mejores condiciones económicas (tanto para productores como para consumidores) y además favorecer el desarrollo de los medios rurales y la conservación del medio ambiente.

Alfonso: Pensamos que la brutal crisis en la que estamos inmersos puede jugar a nuestro favor en este caso. Cada vez es más evidente para la población el colapso de este cruel sistema capitalista que sólo favorece a las altas esferas del poder económico y político. En la calle se puede palpar el creciente descreimiento de la gente en cuanto al sistema político se refiere. Se están dando cuenta de que si ellos mismos no resuelven sus propios problemas nadie lo va a hacer por ellos. Tomar las riendas de nuestras vidas es por tanto la única salida válida en estas circunstancias. Por todo ello somos optimistas y vamos a trabajar por ello editando cuadernos de formación para la gente que se acerque al grupo explicando de una manera clara y sencilla nuestras motivaciones y propuestas. Para nosotros es primordial llevar a cabo nuestra forma de entender la vida ya que, al margen de cuestiones teóricas, la puesta en práctica de nuestras ideas, dando soluciones a los problemas que se plantean cotidianamente, es la mejor forma de llegar a las personas.

http://gcaj.cntjaen.org.es/