El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

27 sept. 2011

¡Fuera el ejército de nuestras calles! ¡No a la visita de la Legión!

Legionario con un esvástica nazi tatuada en el brazo

Ante el próximo homenaje que se realizará en la ciudad de Jaén los días 7 y 8 de octubre a la Legión española, desde el Sindicato de Oficios Varios de la CNT-AIT queríamos aprovechar la oportunidad para denunciar y mostrar nuestro más profundo rechazo a este tipo de actos que nos retrotraen a épocas en las que el fascismo campaba a sus anchas en todo el Estado español. Y es que no deja de sorprender, con la que está cayendo, esta ocupación del espacio público por una organización criminal, herramienta fundamental del Estado y el Capital para defender sus propios intereses de clase.

Los ejércitos, ejecutores del monopolio de la violencia (legitimada por ellos mismos) que ejercen los Estados, encarnan, junto al resto de fuerzas represivas, la esencia de conceptos tan arraigados en nuestras sociedades de hoy como son el nacionalismo, la jerarquía, la obediencia y la sumisión. Nociones claves en la construcción de los sistemas de dominación de todo pelaje que asolan nuestra actual existencia y que cimentan a su vez estructuras que posibilitan la autoesclavización de las masas.

Estos eventos de exaltación patriótica, pretenden camuflar el problema de fondo (la lucha de clases), uniendo a las personas alrededor de ideas segregadoras y rezumantes de odio como son el nacionalismo, la patria y demás abstracciones burguesas.

Desde que acabó la Guerra Fría y a falta de un nuevo enemigo, los ejércitos buscan justificarse con el discurso humanitario, lo cual no deja de ser una paradoja al estar integrados por personas uniformadas, entrenadas y armadas para la guerra. Este pretendido lavado de cara lo constata el hecho de que las distintas formas de publicidad de las Fuerzas Armadas superan los 18 millones de euros de presupuesto al año.

Por otra parte, desde hace unos meses en el Estado español, los militares tienen la consideración de agentes de la autoridad, lo que significa que los ciudadanos están obligados a seguir sus instrucciones y que se castigará con especial rigor a quienes les desobedezcan, se resistan a sus mandatos o les agredan verbal o físicamente. Un decreto que ha pasado totalmente desapercibido para la población.

Es por esto que desde la Anarcosindical nos oponemos frontalmente a semejante esperpento, animando al pueblo trabajador a liberarse del yugo que nos imponen los que gobiernan nuestras vidas a través del miedo, el control planificado y la represión a todos los niveles.

Contra el Estado y todas sus formas de violencia:
¡FUERA LOS EJÉRCITOS DE NUESTRAS CALLES!