El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

30 abr. 2014

Ecologistas en Acción logra que el Ayuntamiento de Jaén no tale 14 grandes árboles del Parque de la Alameda

El Proyecto de “RECUPERACIÓN DE LA ALAMEDA Y SU ENTORNO” se pretendía llevar por delante 23 árboles de gran porte por “ofrecer peligro para los viandantes por caídas de grandes ramas”.
El Parque de la Alameda, también conocido como la Alameda de Capuchinos, es uno de los principales parques de la ciudad de Jaén, así como el más antiguo, remontándose su origen hasta el año 1577. El parque está catalogado como Bien de Catalogación General (BCG), encontrándose actualmente inscrito dentro del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, por disposición de 26/11/2007.
En este emblemático Jardín de orígenes renacentistas, existen una gran variedad de árboles caducifolios de gran porte que dotan al parque de una identidad propia, haciéndolo único y muy especial, en la historia de Jaén.
En estos árboles viven y se refugian una gran cantidad de aves, entre las que destacan autillos, carboneros, mirlos, trepador azul, mosquiteros, etc. También conviven diversas especies de murciélagos y varias parejas de ardillas.
Toda esta riqueza en fauna, se encuentra sustentada y protegida por los grandes troncos de álamos, olmos, acacias y japónicas, que gracias a las oquedades de sus troncos y gruesas cortezas sirven de protección a todos éstos.
Es importante destacar que tanto las aves insectívoras como los autillos y murciélagos están protegidos por ley, por lo que sus hábitats deben también ser respetados.
ORIGEN DEL PROBLEMA
En la remodelación proyectada por el Ayuntamiento, dentro del PLAN URBAN y bajo el nombre de Proyecto de “RECUPERACIÓN DE LA ALAMEDA Y SU ENTORNO”, se iban a talar catorce árboles dentro del parque y nueve álamos blancos del contorno de la plaza de toros. En total 23 árboles, todos ellos de gran porte, especialmente los del parque: 6 olmos (ulmus minor), 2 acacias (gleditsia triacanthos) y 6 sóforas (sophora japonica).
La característica que destaca en los catorce árboles del parque son las grandes dimensiones de sus troncos y la gran altura de su cruz, con perímetros entre los 1,83 y los 3,14 metros y una altura de su cruz entre los 4,00 y los 5,50 metros.


También es importante destacar que la permanencia de estos catorce árboles, no afecta ni altera estructuralmente al diseño proyectado y comparándolos con los otros ejemplares del parque no existen diferencias morfológicas con estos, salvo en las impresionantes oquedades de sus troncos, que no afectan a la seguridad de las ramas ni la estabilidad de estos. Por otro lado los nueve álamos blancos, debido a haber sufrido varias podas drásticas si podrían “ofrecer peligro para los viandantes por caídas de grandes ramas” debido a la poca dureza de su madera y las podredumbres que afectan al tronco.
Desde Ecologistas en Acción Jaén, se recabó información sobre el proyecto en la oficina del “Urban”, al haber rumores de que se podrían talar distintos árboles por ser irrecuperables. Una vez conocido el número y situación, varios miembros del grupo procedieron a realizar una visita, comprobándose que la única peligrosidad de los ejemplares del Parque venía de algunas pequeñas ramas, que podrían ser podadas y saneadas puntualmente.
Posteriormente se concretó una reunión con el Teniente de Alcalde y responsable del Proyecto, Don Miguel Ángel García Anguita y una visita posterior para examinar los árboles y explicarle los valores ambientales, paisajísticos y de identidad de estos fantásticos ejemplares.
En una reunión posterior celebrada el miércoles 2 de abril, con el citado concejal y el arquitecto del proyecto, Don Miguel Ángel Berges, se acordó conservar los árboles del Parque de La Alameda, y que se haga pública dicha decisión.