El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

4 jun. 2013

13 de junio: mani antirrepresiva en Jaén


Ha pasado el tiempo en el que una gran parte de la sociedad desconocía los métodos de represión del sistema. El poder ya no es capaz de ocultar los diversos modos por los que trata de acallar el pensamiento y la acción disidente. En algunas ocasiones, como está sucediendo en la provincia de Jaén, esos métodos se hacen tan visibles como una carga policial en una manifestación pacífica, detenciones arbitrarias, multas, acusaciones agresivas contra los movimientos sociales… Ese sistema de poder que ataca a quien no se conforma busca crear un enemigo de la sociedad donde no lo hay.

Es por eso que vemos cómo ante la defensa de la educación y la sanidad públicas, la vivienda o la oportunidad de trabajar; su reacción es generar un problema de orden público que criminalice ante la opinión social a aquellos/as que buscan el bien común.
 
Ha quedado demostrado cómo el “Estado del Bienestar” no ha eliminado las diferencias sociales sino que las ha aumentado. Todo el mundo puede ver cómo cuando no pueden mantener el falso orden democrático que asegura los privilegios de los poderosos sin disonancias, no dudan en echar mano a métodos de dictadura tales como la penalización legal, la criminalización pública o la violencia física.

Todo esto no es una cuestión de imaginación como estamos diciendo, sino que es algo fácilmente palpable. Otra cosa es lo que ellos/as hagan, pero ese es otro tema que por una vez no toca tratar aquí. Para nosotros/as pertenecen al mismo fenómeno represivo tanto la imposibilidad de pegar carteles en la vía pública en la ciudad de Jaén como las multas que caen a organizaciones como el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) por intentar trabajar unas tierras de la provincia improductivas por la avaricia de los bancos, penas económicas que también tuvieron que afrontar, por ejemplo, los trabajadores de Primayor cuando acampaban en Jaén ante el edificio de la Junta de Andalucía.

Este ataque del poder no entiende de signo político, gobiernos de PP, PSOE e IU se emplean contundentemente desde los ayuntamientos de Jódar, La Carolina o Jaén; desde la Junta de Andalucía y desde el Estado español (este a través de la Subdelegación del Gobierno) contra los/las que luchan: bien sea dando órdenes a la policía de cargar y multar o bien preparando ordenanzas municipales que obliguen a los/as ciudadanos/as a ser ciegamente obedientes.

También debemos denunciar la existencia de listas negras, auténticos ficheros de perpetuos sospechosos que maneja la policía en la vigilancia constante que realizan a cada uno/a de nosotros/as tanto en nuestra cotidianidad como en los actos de nuestras respectivas organizaciones. Esto se pone de manifiesto cuando se multa a personas por actos que no han podido llevar a cabo simplemente porque no se encontraban en el lugar de los hechos.

Tal es el caso de una compañera de LaCarolina, multada por los acciones planteadas por el SAT el pasado 1 de mayo en la finca de La Rueda (El Donadío, Úbeda). Ese día, esta compañera ni tan siquiera se encontraba allí.

Todas nuestras acciones de protesta han sido pacíficas y legítimas, que no nos engañen con otros calificativos. En ningún momento se ha pretendido agredir a nadie.

Al contrario, hemos sido nosotros los que hemos sido atacados a través de sus herramientas de control. Es su violencia la que intenta aplastarnos diariamente. Cada accidente de trabajo, cada despido, cada recorte en prestaciones sociales, cada desahucio o cada propiedad privada inutilizada y derrochada por su avaricia se encuentra al mismo nivel que un golpe de porra, una pena de cárcel, una multa o una tortura en comisaría. Ellos/as esperan que respondamos con la violencia física y quieren vender al resto de la sociedad que eso es lo que pretendemos. Hasta ahora no lo hemos hecho y tampoco lo haremos en lo sucesivo. Sin embargo, si tenemos que decir que no nos resignamos porque nunca debimos hacerlo.

Llamamos a la sociedad para que responda activamente convirtiendo las quejas del día a día en una lucha solidaria, cada uno por sí mismo y por el resto de la sociedad. Las personas que suscribimos este escrito ya nos hemos puesto manos a la obra pero necesitamos que en esta batalla estemos todos/as los/as que integramos el pueblo trabajador. Solo esto nos hará fuertes y libres.

Debemos tener bien claro quién es el enemigo independientemente del papel que ocupen en la maquinaria de poder. Desde el guardia de seguridad que vigila y controla los lugares donde no llegan la policía o la Guardia Civil, al juez que condena a las personas que los anteriores detienen, todos forman parte del mismo sistema represor.

En el caso del pasado 9 de mayo, día en el que en una manifestación legal y pacífica en el marco de la Huelga General de Enseñanza los cuerpos de policía nacional y local de Jaén detuvieron a un compañero tras apalearlo y asfixiarlo hasta dejarlo inconsciente y cargaron contra el resto de manifestantes hiriendo a 17 personas más, se puso de manifiesto cómo funciona este despliegue en el que también participaron los guardias de seguridad de la Universidad de Jaén (aunque ahora el Rector quiera desvincularse de la orden de cerrar las puertas impidiendo el paso a los edificios de la Universidad a los/as alumnos/as). Estas herramientas de represión están mandadas por políticos, que no se nos olvide. En el caso de la provincia de Jaén, es el Subdelegado del Gobierno JUAN LILLO el responsable de todos estos desmanes policiales y de las multas contra toda acción de protesta. Esa ha sido la única labor que podemos destacar de este personaje desde que llegó a su puesto y es por eso que PEDIMOS SU DIMISIÓN del cargo que actualmente ocupa.

Los que aquí abajo firmamos lo tenemos muy claro, ni nos vamos ni nos podrán echar.

Siempre nos tendrán enfrente. Por eso exigimos:
• La dimisión irrevocable del Subdelegado del Gobierno Juan Lillo.
• El fin de la criminalización contra el movimiento social en la provincia de Jaén.
• La destrucción inmediata de todas las listas negras que maneja la policía y la depuración de responsabilidades por el uso de este instrumento dictatorial.

Tan solo nos queda animar a toda la sociedad giennense a la MANIFESTACIÓN CONTRA LA REPRESIÓN que se realizará en la capital el próximo JUEVES 13 DE JUNIO, así como a suscribir este manifiesto abierto a todos/as los/as colectivos e individualidades que quieran participar.

¡SI NOS TOCAN A UNO/A, NOS TOCAN A TODOS/AS!
¡BASTA YA DE REPRESIÓN! ¡LILLO DIMISIÓN!

Tras la manifestación, habrá un cenador solidario en el CSA Jaén en pie. Os esperamos.