El Otro Jaén es un blog autogestionado y libre de subvenciones.

Sirve de vocero de las organizaciones de Jaén que aceptan los principios de funcionamiento del blog.

En ese sentido, El Otro Jaén nace con intención de, por un lado, publicitar las convocatorias de las distintas organizaciones y colectivos que colaboran con el blog, y, por otro, realizar pequeñas crónicas de las mismas.

Si deseas que tu colectivo u organización forme parte del proyecto, ponte en contacto con nosotros.
Este es nuestro correo: elotrojaen@gmail.com

También puedes apoyar enlazando El Otro Jaén a tu blog o página web o siguiéndonos en twitter.

24 ene. 2013

La CNT de Jaén contra las multas de la SGAE





Ha pasado más de un año desde que la CNT ganara el juicio contra la llamada “Sociedad General de Autores y Escritores”, popularmente conocida como SGAE. Dicha sociedad demandaba a la CNT por haberles llamado “ladrones” en un comunicado del Sindicato de Artes Gráficas de Madrid de la CNT. Sorprendentemente, la justicia burguesa nos dio la razón y desestimó la demanda por prevalecer el derecho a la “libertad de expresión” sobre el “derecho moral” de esta sociedad. Dando un salto hasta al presente, podemos comprobar que nuestras acusaciones eran totalmente ciertas: la SGAE, y su cúpula directiva, están siendo condenadas por robar a los ciudadanos y ser unos corruptos de cuidado.

Y es que parece que no aprenden de sus errores y múltiples escándalos; ellos persisten con su actividad criminal, tanto a nivel nacional, como a nivel local. En Jaén, por ejemplo, y según informa el Diario JAÉN, existen actualmente varios casos de litigios de la SGAE contra decenas de locales por no pagar las tasas impositivas que esta sociedad se empeña en extender. Este es el caso de un salón de bodas de un municipio cercano a la capital, demandado por poner música para amenizar los bailes de la celebración. La SGAE le exige pagar por todas las fiestas celebradas con carácter retroactivo desde el año 2009. Sin embargo, quizás el caso más flagrante, por su carencia alguna de sentido, es el de un tabernero de la ciudad al que la SGAE ha denunciado por no pagar el canon derivado de la música y la televisión que ven sus clientes en el bar. En la contestación a la demanda, el letrado defensor asegura que el hostelero denunciado no utiliza canciones protegidas, sino obras “copyleft” (libres de derechos), es decir, quieren sacar tajada hasta de las canciones y autores que quieren crear al margen de los trapicheos de esta asociación mafiosa. 

Nosotros y nosotras, como anarcosindicalistas y como trabajadores, no podemos ignorar que todo artista debe tener derecho a un trabajo digno y enriquecedor; entendemos que los creadores y las creadoras deben vivir de lo que hacen, pero las fórmulas por las que han de tener garantizada su remuneración, deben, sin duda, alejarse de las corruptelas de la SGAE y de todas las mafias, de carácter público o privado, que dominan la denominada “industria cultural”.

Los hombres y mujeres de la CNT defendemos una cultura libre, autogestionaria, libre de tasas e impuestos injustos, libre de imposiciones, libre de fronteras y, sobre todo, accesible a todo el mundo.

¡No a las mafias culturales! ¡No a la SGAE!